Cómo mantener tus manos jóvenes

¿Quieres saber cómo mantener y cuidar la piel de las manos para mantenerlas jóvenes y suaves? ¡No te pierdas estos consejos!

El tiempo pasa inevitablemente para todas: nos salen canas, que podemos cubrir con tinte, arrugas de expresión que disimulamos con maquillaje…  pero, ¿qué podemos hacer para mantener jóvenes nuestras manos y evitar el envejecimiento?

Puede que esto no te preocupe cuando tienes 23, pero según va pasando el tiempo nos empezamos a preocupar de cada arruga o mancha que nos sale. La prevención y empezar a cuidarse pronto, es lo que más contará a nuestro favor para retrasar los signos de envejecimiento. 

Ponte “manos a la obra” porque nunca es demasiado tarde para cuidarse…

5 trucos para mantener las manos jóvenes

1 Limpieza ante todo

Una buena higiene es un paso esencial para mantener las bacterias y microorganismos lejos de nosotros. Tanto si vas de compras, como si viajas en metro… ¡te sorprendería la cantidad de bacterias al alcance de tu mano!

¿Sabías que lavarte las manos a menudo reduce el riesgo de contraer un resfriado? Pues de la misma forma, mantener las manos limpias evita las infecciones o reacciones de la piel. 

Eso sí, en la medida de lo posible, evita el agua caliente, ya que puede provocar sequedad y flaccidez. Es mejor agua templada o preferiblemente fría.

2 Hidratar en profundidad

La piel de tus manos está expuesta al sol, al agua, a los productos de limpieza… Es la que más sufre en el día a día y a menudo nos olvidamos de ellas. Por eso, es vital que cuidemos la piel y las mantengamos hidratadas con una buena crema hidratante que repare y proteja.

¡No te olvides del protector solar! Las manos están expuestas al sol continuamente y es fácil olvidarse de ellas. Utiliza protector solar en las manos al igual que lo aplicas en la cara. Conviértelo en parte de tu rutina diaria y evitarás las temidas manchas en las manos.

mantener manos jóvenes

3 Una crema adecuada

Puede que parezca que cualquier crema nos vale: body milk, la crema de la cara… Sin embargo, la piel de las manos es más delicada de lo que pensamos. En el dorso de las manos, la piel es muy fina y no tenemos glándulas sebáceas, por lo que puede resecarse rápidamente. En las palmas de las manos la piel es más gruesa y por eso una crema de poca hidratación se nos quedará corta.

Lo ideal para las manos es una crema rica, densa y untuosa que hidrate en profundidad y proporcione el cuidado necesario para ambos lados de las manos.

Por supuesto podemos utilizar cremas para la cara, (algo es mejor que nada) pero lo mejor es elegir una crema específica.

4 Utiliza guantes

Los guantes son la mejor forma de proteger la piel de las manos, por lo que no debes olvidarte de ellos:

  • Guantes de limpiezaLos productos de limpieza y los detergentes son agresivos con la delicada piel de las manos y pueden provocar irritaciones y problemas de la piel.
    Para evitarlo, lo mejor es utilizar guantes cuando vayamos a realizar las labores del hogar y vayamos a estar en contacto con estos productos.
  • Guantes para el frío: Las bajas temperaturas y el aire frío cortan la piel de nuestras manos y las reseca. Utiliza guantes siempre que puedas, no sólo conservarás el calor de las manos sino que protegerás tu piel.
  • Guantes para dormir: Por la noche, antes de dormir, aplica una crema hidratante para las manos y después de realizar un suave masaje, cúbrelas con unos guantes de algodón. Los guantes ayudarán a que la crema se absorba mejor a la vez que permiten que transpire la piel.

5 Exfolia regularmente

De la misma forma que exfoliamos la piel del cuerpo o la cara, las manos también necesitan atención. En las manos se acumulan células muertas que hacen que aparezcan manchas o que se vean más oscuras.

Una vez a la semana, utiliza un exfoliante suave. Aplica una pequeña cantidad y frótalo entre las manos por ambos lados dando un suave masaje para que elimine los restos y limpie nuestra piel en profundidad.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

También te puede interesar