Todo lo que necesitas saber sobre las extensiones de pestañas

Extensiones de pestañas

¿Estás pensando en ponerte extensiones de pestañas pero tienes algunas dudas sobre ellas? Resolvemos las preguntas más comunes.

Desde luego es tentador. Conseguir esas pestañas kilométricas que lucen las famosas, cantantes, actrices… cada vez son más las mujeres que se deciden por las extensiones de pestañas. Quizá a ti también te ronda la cabeza, pero tienes dudas sobre el precio, mantenimiento, duración…

Hoy resolvemos las preguntas más frecuentes sobre las extensiones de pestañas.

Son muy parecidas a las pestañas postizas

A pesar de lo que pueda parecer, las extensiones de pestañas son muy parecidas a las pestañas postizas individuales que puedes aplicar tu misma en casa. El proceso es prácticamente el mismo: se van poniendo pestañas individuales con un pegamento especial sobre las pestañas naturales.

Al igual que las pestañas postizas que podemos comprar nosotras, las extensiones pueden ser naturales o sintéticas. Lógicamente cada una tiene sus pros y sus contras, y dependiendo del tipo de acabado que quieras, serán mejores unas que otras.

Aplicación extensiones de pestañas

Son muy versátiles

Por supuesto, la ventaja es que podemos elegir entre un montón de opciones. No sólo sobre el largo que queremos, sino que también podemos elegir el grosor de las pestañas y cómo si queremos un acabado más natural o más llamativo.

Necesitan cuidados especiales

Una cosa importante a tener en cuenta, es el mantenimiento que requieren. La aplicación es super sencilla, pero después vas a tener que ir con cuidado para que se mantengan en perfecto estado. Hay que tenerlo en cuenta si quieres que duren!

  • No puedes mojarte ni humedecer las pestañas las primeras 12-24 horas y después evita el agua directa a los ojos (prepárate para ducharte con gafas)
  • Olvídate de los productos con aceites, como desmaquillantes, sobretodo porque pueden eliminar el pegamento.
  • No debes frotarte los ojos y tienes que cepillarlas por la mañana y por la noche, pero sólo las puntas o puedes arrancarlas sin querer.
  • Intenta dormir boca arriba para evitar roces con la almohada que las pueden romper.
  • Evita llevar máscara de pestañas o cualquier maquillaje que sea difícil de desmaquillar.

No duran para siempre

Las extensiones de pestañas pueden durar hasta 30 días, aunque tendrás que acudir a los 10 o 20 días para retoques y limpieza. Además, es natural que se vayan cayendo, al igual que se caerán las pestañas naturales a las que van adheridas.

No son baratas

Dependiendo del tipo de pestañas y el acabado que elijas, el precio puede variar bastante, pero en general, rondan los 100 euros a los que hay que añadir unos 30-50 euros por los retoques y mantenimiento posteriores.

Pero te hacen sentir fantástica

La ventaja es que quedan muy naturales y no tienes que preocuparte de que se noten artificiales. Además puedes elegir hasta el más mínimo detalle de cómo quieres que queden para conseguir ese look perfecto.

Como ves, tienen sus ventajas e inconvenientes. Nuestra recomendación es que primero pruebes con unas pestañas postizas y tengas en cuenta la experiencia antes de decidirte si las extensiones son para ti.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

También te puede interesar