Opinión: El cepillo alisador de Lidl, ¿clon del GHD?

Las comparaciones son odiosas pero con este cepillo inevitables. Cuesta 120 € menos que el de GHD pero, ¿funcionan igual? ¡Los comparamos!

GHD es la marca de moda en cuanto hablamos de planchas y herramientas para el pelo. Su calidad y eficacia los han convertido en las herramientas imprescindibles de los estilistas. ¿El problema? Con los precios que tienen, son herramientas que no están al alcance de todo el mundo.

Por eso, cuando Lidl anunció que iba a lanzar este cepillo alisador que prometía los mismos resultados por una fracción del precio, no hemos tardado en hacernos con él para contaros si realmente está a la altura del cepillo de GHD.

Cepillo alisador Silvercrest Lidl

Cepillo alisador Silvercrest de Lidl

Se parecen en…

Los dos cepillos tienen tecnología iónica para evitar la electricidad estática que se produce al cepillar el pelo y así reducir el encrespamiento y dejarlo más liso y suave. Además las placas cerámicas protegen el cabello del calor y le aportan brillo. Los dos cuentan con función auto-apagado por seguridad.

Por fuera se asemejan bastante incluso en el detalle dorado en el extremo del mango.

Son diferentes en…

Las diferencias empiezan cuando empezamos a fijarnos un poco más de cerca. El cepillo de GHD combina cerdas de diferente altura para llegar mejor a todo el pelo. En el de Lidl son todas igual.

El cepillo de GHD funciona a una temperatura de 185°C, que según la marca es la óptima para conseguir los mejores resultados. El cepillo de Lidl, sin embargo, nos permite controlar la temperatura a la que queremos usarlo. Podemos escoger desde 120°C a 210°C y la temperatura deseada se muestra en un indicador LCD.

La mayor diferencia que encontramos, es que el cepillo de Lidl tiene placas en los bordes del cepillo, lo que en teoría, permite crear ondas, mientras que el de GHD sólo alisa.

A prueba

El cepillo de Lidl se calienta mucho más rápido que el de GHD lo que es una ventaja porque a ninguna nos gusta esperar. Además tiene un diseño un poco más estrecho y rectangular que lo hace más cómodo de utilizar y se siente más como una plancha que como un cepillo.

Para alisar el pelo, cumple perfectamente aunque tuve que dar un par de pasadas más que con el GHD. Es muy cómodo y las cerdas no enganchan el pelo, y eso que lo tengo muy fino y se enreda mirándolo.

En cuanto a realizar ondas (ojo que los de Lidl no dicen rizar en ningún momento), hay que darle a un botón que calienta las placas de los extremos. Cogí un mechón y lo envolví alrededor del cepillo y lo fuí bajando poco a poco para que cogiese la forma redondeada. La verdad es que quedó una cosa rara que no llegó a ser bucle ni onda. Es verdad que mi pelo es más bien rebelde y no coge forma ni con rizador ni tenacillas, pero de todas formas si queréis ondular el pelo, creo que esta no es la herramienta adecuada.

En resumen

Con un precio de 19,99 €, si lo que queréis es un cepillo para alisar el pelo y reducir el encrespamiento, no lo dudéis. Cumple perfectamente y es muy cómodo de utilizar. Ya que el de GHD tampoco riza, yo diría que estamos ante un buen clon que merece mucho la pena. Podéis comprarlo Online en LIDL.es

También te puede interesar