Now Reading
Opinión: Copa menstrual Enna Cycle, fácil para novatas

Opinión: Copa menstrual Enna Cycle, fácil para novatas

Opinión Copa Menstrual Enna

¿Te da apuro usar la copa menstrual? Tienes que probar esta de Enna, gracias a su aplicador y el hilo para guiarte, no puede ser más fácil!!!

Me da un poco de vergüenza reconocer que con los años que tengo, todavía hay una parte de mi anatomía que apenas conozco. Es por eso que cuando oí hablar de la copa menstrual me pareció una idea genial pero que no era para mí.

Además todas las historias de miedo que se leen por ahí: “he tenido que ir a urgencias porque no la podía sacar”, “se me ha dado la vuelta”… sin embargo, tengo unas reglas horribles y pensé que este cacharro me podría ayudar, por lo que me puse a buscar y encontré esta Copa menstrual con aplicador y un hilito como el de los tampax. Además tenía un montón de opiniones favorables.

Sin pensarlo, la compré en Amazon. Después de probarla os cuento sobre ella.

ATENCIÓN: Este post contiene detalles sobre mi periodo, he intentando ser lo más elegante posible, pero aviso por si hay algún alma impresionable en la sala… 🙂

Copa menstrual Enna Cycle

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para recoger el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, la copa menstrual no está hecha de un material absorbente; la regla queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se vuelca para vaciarla.

Enna cycle está fabricada en España con silicona biodegradable de grado médico, totalmente compatible con el organismo ya que no genera ninguna reacción adversa.

¿Por qué elegí Enna Cycle?

Opinión copa Enna Cycle
Enna

Porque es la única que tiene un hilo para guiarte y un aplicador para introducirla más fácilmente. Además tienen garantía de cambio de talla, que yo tuve que usar, y la verdad es que responden. Incluyen dos copas, aplicador y cajita esterilizadora.

Opinión

Me decidí por esta copa porque la compré pensando que el hilito y el aplicador la harían parecida a un tampax. Además la opción de poder cambiar de talla si me equivocaba me daba tranquilidad porque no sabía por dónde empezar.

Incluye dos copas, un aplicador y una cajita para esterilizarlas. Al leer las instrucciones me di cuenta de que el hilito no sirve para sacar a copa, sino para encontrar más fácilmente el extremo de la copa, que es de donde hay que coger para sacarla. Es importante porque hay varios problemas:

  • El hilito no está pensado para tirar de él, por lo que se puede romper.
  • Puedes hacerte daño, ya que la copa hace vacío, por lo que no hay que tirar de ella.

Si quieres ahorrarte mi historia, puedes ir al final de la página donde cuento mi conclusión sobre esta copa. Os cuento mi experiencia, por si estáis en mi situación y os puede ayudar.

Estaba decida a probar el invento por las cosas buenas que había oído y, ¡no podía ser tan difícil! Así que me fui a probarla. Ahí vino el primer problema. La copa menstrual no es como un tampax, es bastante más grande, pero bueno, tenemos el aplicador. El único problema es que la copa es de un material blandito que lo que quiere es volver a su forma (como tiene que ser para que funcione) pero claro, eso con el aplicador, tiene su miga…

Copa menstrual Enna Cycle
Enna
  • Plegado en C, quizas el mas sencillo basta con hacer una endidura en el centro y se plegara sola
  • Plegado en S, quizas algo mas complicado puesto que hay que estirar la copa y luego doblarla a la mitad e introducirla
  • Plegado en V es como en C pero con mas endidura

Después de luchar con la copa y conseguir que se estuviese quieta en el aplicador, toca introducirla… os recomiendo que la mojéis un poco con agua o incluso uséis lubricante si veis que no hay manera.

Una vez dentro, no hay que introducir completamente el aplicador como lo harías con un tampax. Tienes que introducirla un poco y entonces empujar el aplicador hasta que la suelta.

Ya tenemos la fase 1 completada, pero ahora se tiene que desplegar. A veces ella sola “se expande”. No te preocupes que no duele! Si no, igual tienes que ponerte en cuclillas o dar unos pasos. Si no, tienes que meter el dedo para tocarla y asegurarte de que se ha desplegado del todo. A veces basta con apretarla un poco o moverla de lado a lado. Ahí vas a darte cuenta si has elegido bien tu talla.

En mi caso, compré una M y estaba claro que era grande para mí. No se desplegaba correctamente y al sentarme parecía que estaba encima de un globo. Incomodísima, además de que tienes pérdidas por lo que no ganamos nada. Gracias a que Enna tiene garantía de cambio, me puse en contacto con ellos. Me recomendaron usarla durante otro ciclo (creo que tienes hasta 4 meses para cambiarla). Les hice caso pero estaba claro que no era mi talla, así que la envié para que me la cambiasen.

Me enviaron una talla S y la cosa cambió aunque tienes que tener paciencia para hacerte con ella. Introducirla fue mucho más fácil, pero sacarla no tanto. Con la talla grande, como no se acababa de abrir, no hacía vacío y me resultaba “fácil” de sacar.

Pero ahí están los de Enna que han pensado en todo, el hilito es de mucha ayuda porque te sirve para encontrar el extremo, y además tiene unos agujeritos diminutos en la parte superior, por lo que al apretarla de abajo se rompe el vacío y es más fácil de sacar. Si está muy arriba puedes moverla poco a poco de lado a lado para bajarla hasta que llegues a cogerla con comodidad. Este paso va a depender de la anatomía y la mañana de cada una.

See Also
Opinión Agua Micelar bifasica KIKO

¿En qué se diferencia Enna Cycle del resto de copas?

Copa menstrual Enna

La verdad es que al usarla te das cuenta de que los de Enna han pensado en todo:

  1. Boca circular: Aunque es del mismo material y es blando, la apertura de esta copa es un poco más gruesa lo que le da consistencia y hace que quiera abrirse una vez está en su sitio. Hace que recoja mejor el flujo para evitar pérdidas.
  2. Microperforaciones: Los agujeritos del cuello evitan el efecto vacío a la hora de sacarla. Al pellizcarla de abajo, permiten que entre el aire para poder maniobrar con ella más fácilmente. Estos agujeritos son diminutos y en posición normal no dejan salir el flujo por lo que no te preocupes por las pérdidas.
  3. Cuerpo blando: El cuerpo es blandito y fino y tiene marcas de nivel recomendando el máximo. Ten en cuenta que al sacarla tendrás que apretar por lo que el líquido subirá.
  4. Base: La base tiene forma de bolitas para que sea más fácil el agarre a la hora de sacarla.
  5. Hilo: El hilo es muy flexible, blandito, no molesta y de mucha ayuda para ayudar a encontrarla para sacarla.

El hilito es vital para mí pero si no lo necesitáis podéis cortarlo. De todas formas no molesta ya que la mayor parte queda en el interior, por fuera solo quedan un par de centímetros y es muy estrecho y flexible por lo que no lo notas.

¿Qué talla hay que elegir?

La marca hace unas recomendaciones, no tiene nada que ver con la cantidad de flujo.

Partos / Edad-1818 a 35+35
No:SS/MM
Vaginal:S/MM/LM/L
CesáreaSS/MM/L

La ventaja de Enna es que no te ponen pegas para cambiarla si os habéis equivocado de talla.

¿Cada cuánto hay que cambiarla?

Esta fue mi primera duda. Va a depender de la cantidad de flujo que tengas y lo vas a ver cuando empieces a usarla. En general recomiendan no llevarla más de 12 horas seguidas. Yo tengo una regla super abundante, el primer día la llevo perfectamente unas 8-9 horas hasta que vuelvo a casa del trabajo. El resto de días sólo me cambio por la mañana y antes de ir a dormir.

Ventajas de la copa menstrual

El periodo de adaptación no es fácil (no os voy a mentir), pero con paciencia y práctica te harás con ella. Para mí es la mejor solución:

  • Una vez puesta, me resulta mucho más cómoda que un tampax.
  • No huele y no tienes “la matanza de Texas” cada vez que vas al baño ya que te cambias mucho menos.
  • Al ser reutilizable, generamos menos desperdicio, lo cual es un punto para las que se preocupan por el medio ambiente.
  • Si hacemos cuentas, sale más barato que las compresas o los tampones, ya que puede durar hasta 10 años.
  • Aguanta muchas horas, por lo que hay veces que hasta me he olvidado de que estaba con la regla. Para mí eso un logro que merece la pena la paciencia para hacerse con ella.
  • Puedes usarla por la noche, para la playa, ir en bici… sin preocuparte de hilos colgantes.
  • Me dura menos días, me duele menos y en general es mucho menos desagradable todo.
  • Puedes usarla desde que manches un poquito, ya que puede usarse incluso sin la regla. De hecho os recomiendo practicar las primeras veces cuando estéis sin la regla, porque es todo más limpio y la mecánica es la misma.

La única desventaja que le encuentro es si la tienes que cambiar fuera de casa. No es mi caso porque me aguanta perfectamente, pero entiendo que debería convalidar con las pruebas del Circo del Sol. Ponerte de cuclillas en un baño público, buf!


¿La recomiendo? Totalmente. Para mí el aplicador y el hilito son vitales para poder usar la copa. Ha sido un antes y un después. No os voy a mentir, como en todo, usar la copa tiene su truco y hay que tenerlo en cuenta. Pero para mí los beneficios hacen que valga la pena y eso te ayudará a seguir insistiendo. Verás como acabas haciéndote con ella.

Scroll To Top