Todo lo que necesitas saber sobre el skin cycling

skin cycling

¿Quieres tener una piel radiante y saludable? Entonces, el skin cycling es la respuesta. ¡Descubre la nueva tendencia para una piel radiante!

El skin cycling se ha convertido en una de las tendencias más populares en el cuidado de la piel en los últimos meses. Pero, ¿qué es exactamente el skin cycling y cómo se puede incorporar en tu rutina de cuidado de la piel? En este artículo, hablaremos sobre todo lo que necesitas saber sobre el skin cycling, desde sus beneficios a los productos que necesitas para incluirlo en tu rutina diaria.

¿Qué es el skin cycling?

El skin cycling es una técnica de cuidado de la piel creada por la dermatóloga Whitney Bowe durante el confinamiento. Consiste en cambiar los productos que usa en su rutina de cuidado de la piel cada pocos días. El razonamiento detrás de esta idea es que la piel se adapta a los productos que utilizamos regularmente y, con el tiempo, estos productos pueden volverse menos efectivos. Al cambiar los productos que utilizamos de forma regular, esto puede ayudar a estimular la piel y mejorar la efectividad de los productos que usa. Además existe un gran beneficio y es que trata de exfoliar la piel solo una vez cada 4 días.

Esto estimula la renovación y reparación de la piel, reduciendo las manchas, disimulando las arrugas y evitando una sobre-exfoliación o un abuso de activos como el retinol.

¿Cuáles son los beneficios del skin cycling?

El skin cycling puede tener varios beneficios para la piel. Al ajustar la rutina de cuidado de la piel a las diferentes necesidades de la piel, se pueden maximizar los beneficios de los productos de cuidado de la piel y mejorar la apariencia general de la piel.

Además, el skin cycling puede ayudar a reducir la irritación y la inflamación de la piel, ya que se utilizan productos específicos para cada etapa del ciclo de renovación celular. También puede ayudar a mejorar la textura y el tono de la piel, así como a reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

¿Cómo incorporar el skin cycling a tu rutina de cuidado facial?

El secreto de este nuevo método del skin cycling, consiste en cambiar los productos de la rutina cada 4 días. Se utilizan activos antiedad durante 2 días y otros 2 dejamos descansar la piel para que se regenere.

  • Día 1 – Exfoliante: En la primera etapa, se recomienda utilizar exfoliantes suaves para ayudar a eliminar las células muertas de la piel. Los productos con ácido glicólico o láctico son una buena opción para ayudar a estimular la renovación celular sin realizar fricción por lo que son más respetuosos con la barrera de protección natural de la piel.
  • Día 2 – Retinol: El retinol es de los pocos activos de los que tenemos evidencias científicas de combatir los signos de la edad, por lo que es el favorito de los dermatólogos para combatir la pérdida de firmeza y elasticidad, reducir arrugas y manchas. Si tienes la piel sensible puede elegir un producto con retinal que tiene una mejor tolerancia, pero una efectividad similar al retinol.
  • Día 3 y 4 – Descanso: Estos 2 días nada de activos regenerantes, simplemente una hidratante con ácido hialurónico, glicerina o niacinamida que hidraten y mejoren la barrera natural de la piel y la ayuden a recuperarse.

¿Qué productos se deben usar en cada etapa del skin cycling?

ISDIN Retinal Intense

THE ORDINARY Retinol Puro 0,2% en Escualeno

PAULA'S CHOICE Tratamiento 1% Retinol


L'ORÉAL Revitalift Laser x3

CERAVE Hidratante Intensa SPF 25

OLAY Regenerist Luminous

Precios válidos a fecha de 20 Mar 20:23

¿Quién puede hacer el skin cycling?

El skin cycling es apto para todo tipo de pieles. Sin embargo, es importante elegir los productos adecuados según las necesidades de la piel y su tolerancia. Si tienes la piel sensible o reactiva, comienza con productos de baja concentración de activos y realiza una prueba de tolerancia antes de usarlos en la cara.

¿Qué inconvenientes tiene el skin cycling?

En general, el skin cycling es una técnica que tiene más ventajas que inconvenientes. Es fácil hacer una rutina en que sólo utilizamos un activo con la hidratante y otros dos días sólo de hidratante. No tenemos que complicarnos con varios productos en una misma rutina, ingredientes que se contrarrestan o que no podemos combinar…

Esta misma sencillez y el espaciar la utilización de los productos tantos días, puede hacer que tardemos más tiempo en ver resultados, pero por otro lado tiene los beneficios de minimizar la irritación y ser apta para pieles sensibles con los productos adecuados.

Si no estás decidido, puedes probar unas semanas con esta técnica y según veas que reacciona tu piel, comenzar a utilizar los activos de forma más continuada, y ver cómo evoluciona en cuanto a mejorar la textura y el tono de la piel y reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

¿Quieres enterarte de todas las novedades? Síguenos en Instagram @trendisima y en nuestro canal de Youtube

Algunos de los enlaces son afiliados: Si compras a través de ellos, recibiremos una pequeña comisión por esa compra, sin que a ti te cueste nada. ¡Gracias! ♥
¡COMPÁRTEME!