Receta Pollo al Matelote Sin Gluten

Receta Pollo Matelote

Hoy os proponemos una forma diferente de preparar el pollo que es muy fácil y queda muy sabroso. ¿Te animas a probarlo?

Esta es una de esas recetas de toda la vida, nada complicada pero con un resultado de chuparse los dedos. Esta forma de cocinarla es muy común y seguramente la hayáis probado. Lo único es que he tenido en cuenta que la harina sea sin gluten o Maicena para los que somos celíacos.

Para que el pollo quede bien sabroso, el truco está en que se dore un poquito la piel y la carne del pollo y para eso el pollo debe freírse correctamente al contacto con el aceite. Si no tienes una cacerola donde quepa todo el pollo sin amontonarse, puedes freírlo en varias tandas y después ya poner todo el pollo junto con el contenido del mortero.

¡Espero que os guste!

Receta de Pollo al Matelote

RACIONES: 4 personas

INGREDIENTES

  • 1 pollo mediano troceado (1,5 kg más o menos)
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada pequeña de harina o Maicena
  • 1/2 vaso de brandy
  • 1 vaso de agua
  • 1 pastilla de Caldo de Pollo
  • perejil
  • una pizca de mantequilla

PREPARACIÓN

  1. Se fríe el pollo en trozos pequeños y con su piel, con mantequilla en una cacerola. Mientras, trocear las zanahorias y picar la cebolla.
  2. Se le agrega la cebolla y las zanahorias y se sofríe todo.
  3. Pelar los dientes de ajo y machacarlos en un mortero junto con el perejil. Se añade la pastilla de caldo y la cucharadita de harina. Después se agrega el brandy y el agua.
  4. Se vierte el contenido del mortero en la cacerola y se deja que hierva a fuego vivo hasta que veamos que el pollo está hecho. Debe quedar una salsa espesa.

NOTA:

  • Si ves que la salsa está quedando muy espesa, se le puede añadir agua o brandy.
  • Si la salsa se nos queda muy líquida, podemos añadir un poquito más de harina.

Puede que al principio te parezca que no va a cocinarse bien sólo con la mantequilla, y tengas tentaciones de añadir aceite, pero no lo hagas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la piel del pollo tiene mucha grasa. Esta grasa se deshará y servirá para cocinar el pollo.

Esta receta también puede hacerse un poco más ligera y con menos calorías, quitando la piel del pollo, aunque de esta forma tendrá un poco menos de sabor.

¿Quieres enterarte de todas las novedades? Síguenos en Instagram @trendisima y en nuestro canal de Youtube

¡COMPÁRTEME!
Te puede interesar