Todo sobre: Ácido láctico

Acido Láctico

¿Sabías que el ácido láctico es un ingrediente clave para combatir acné, enrojecimiento y arrugas? Descubre cómo utilizarlo en tu rutina!

El ácido láctico es un ingrediente popular y eficaz en productos cosméticos que se utiliza ampliamente en tratamientos dermatológicos y muy común en productos de cuidado de la piel. Es un ingrediente muy utilizado por su efectividad para tratar problemas de la piel: desde el enrojecimiento, el acné y la hiperpigmentación hasta las arrugas profundas y la piel seca. Su capacidad para exfoliar suavemente la piel sin irritarla lo hace ideal para una amplia variedad de pieles y condiciones.

Este artículo aborda sus beneficios para la piel, tipos de piel indicados, seleccionamos los mejores productos con este activo y repasamos cómo utilizarlos de manera correcta.

Beneficios del Ácido Láctico para la Piel

El ácido láctico es un alfa-hidroxiácido (AHA), un componente orgánico soluble en agua que se encuentra en productos lácteos y algunas frutas. Los AHA, incluido el ácido láctico, ofrecen varios beneficios para la piel que incluyen:

  1. Exfoliación: El ácido láctico actúa como un exfoliante químico, eliminando las células muertas de la piel y revelando una piel más suave y radiante. Esto también puede ayudar a reducir la aparición de líneas finas y arrugas.
  2. Hidratación: El ácido láctico mejora la capacidad de la piel para retener la humedad, lo que resulta en una piel más suave e hidratada.
  3. Firmeza y elasticidad: Al eliminar las células muertas de la piel, el ácido láctico también estimula la producción de colágeno, una proteína esencial para mantener la elasticidad y firmeza de la piel.
  4. Mejora de la textura y unifica el tono de la piel: El ácido láctico también puede ayudar a mejorar la textura y el tono de la piel al reducir la aparición de manchas oscuras y decoloraciones causadas por la exposición al sol, el envejecimiento y otras condiciones de la piel.

¿Para qué tipos de piel está indicado el Ácido Láctico?

El ácido láctico es adecuado para todos los tipos de piel, pero sus beneficios son especialmente notables en los siguientes casos:

  1. Piel seca o deshidratada: El ácido láctico ayuda a retener la humedad, lo que lo convierte en una excelente opción para personas con piel seca o deshidratada.
  2. Piel madura: El ácido láctico puede mejorar la apariencia de líneas finas y arrugas, lo que lo hace ideal para quienes buscan combatir los signos del envejecimiento.
  3. Piel con hiperpigmentación: El ácido láctico puede ayudar a reducir la apariencia de manchas oscuras y decoloraciones, lo que lo hace adecuado para personas con problemas de pigmentación.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las personas con piel sensible o propensa a irritaciones deben tener precaución al usar productos que contienen ácido láctico. En estos casos, se recomienda comenzar con concentraciones más bajas y aumentar gradualmente según la tolerancia de la piel.

Consulta con un dermatólogo si tienes dudas sobre la tolerancia de tu tipo de piel antes de utilizar este activo en tu rutina o experimentas molestias con su uso.

Top productos con Ácido Láctico

A continuación, se presentan algunas recomendaciones de productos que contienen ácido láctico y que han sido elogiados por su eficacia:

SBC Skincare Limpiador Facial Ácido Láctico

THE ORDINARY Lactic Acid 10% + HA 2%

ARTEKAS INNOVATION Lactic Acid & Arginine


7DAYS Papaya Jelly Mango Peach

QRx LABS Peeling Profesional Glicólico Láctico

Precios válidos a fecha de 20 Mar 08:59

Cómo Utilizar el Ácido Láctico

Para obtener los mejores resultados al usar productos con ácido láctico, sigue estos consejos:

  1. Realiza una prueba de tolerancia: Antes de usar un producto que contenga ácido láctico en todo el rostro, realiza una prueba de parche en una pequeña área de la piel para asegurarte de que no cause irritación.
  2. Comienza con concentraciones bajas: Si eres nuevo en el uso de ácido láctico, comienza con productos que tengan concentraciones más bajas (alrededor del 5%) y aumenta gradualmente según la tolerancia de tu piel.
  3. Usa protector solar: El ácido láctico puede aumentar la sensibilidad de la piel al sol, por lo que es importante usar protector solar con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30 durante el día.
  4. No lo combines con otros exfoliantes fuertes: Evita usar ácido láctico en combinación con otros exfoliantes químicos fuertes, como el ácido glicólico, para evitar la irritación de la piel.

Cómo combinar el ácido láctico con otros activos

Al incorporar el ácido láctico en tu rutina de cuidado de la piel, es importante saber cómo combinarlo con otros ingredientes activos para obtener los mejores resultados y evitar irritaciones. Aquí hay algunas recomendaciones:

  1. Ácido Hialurónico: El ácido hialurónico es un humectante que ayuda a retener la humedad en la piel. Combinar el ácido láctico con ácido hialurónico puede potenciar los efectos hidratantes y mejorar aún más la textura y suavidad de la piel.
  2. Niacinamida: La niacinamida, también conocida como vitamina B3, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que pueden complementar los efectos del ácido láctico. Juntos, estos ingredientes pueden ayudar a reducir el enrojecimiento, mejorar la barrera cutánea y minimizar la apariencia de poros dilatados.
  3. Peptidos: Los péptidos son cadenas cortas de aminoácidos que pueden estimular la producción de colágeno y elastina en la piel. Al combinarlos con ácido láctico, puedes potenciar sus beneficios antienvejecimiento al mejorar tanto la firmeza como la textura de la piel.
  4. Vitamina C: La vitamina C es un poderoso antioxidante que protege contra los daños causados por los radicales libres y ayuda a iluminar el tono de la piel. Usarla junto con el ácido láctico puede mejorar la luminosidad y reducir la apariencia de manchas oscuras y decoloraciones.
  5. Ceramidas: Las ceramidas son lípidos que forman parte de la barrera cutánea natural y ayudan a mantener la piel hidratada y protegida. Combinar el ácido láctico con ceramidas puede fortalecer esta barrera y reducir el riesgo de irritación, especialmente en pieles sensibles.

Recuerda siempre introducir nuevos ingredientes activos en tu rutina de cuidado de la piel de forma gradual y prestando atención a las reacciones de tu piel. Aunque el ácido láctico tiene una gran tolerancia, puede que tu piel reaccione a él. Si experimentas algún signo de irritación o malestar, deja de utilizarlo inmediatamente, considera ajustar las concentraciones o intercalar el uso de los productos hasta que encuentres la combinación más adecuada para ti.

¿Quieres enterarte de todas las novedades? Síguenos en Instagram @trendisima y en nuestro canal de Youtube

Algunos de los enlaces son afiliados: Si compras a través de ellos, recibiremos una pequeña comisión por esa compra, sin que a ti te cueste nada. ¡Gracias! ♥
¡COMPÁRTEME!