Top limpiadores faciales para cada tipo de piel

Limpiar la piel cada día es importante para mantenerla sana y sin problemas. ¿Quieres saber cual es la mejor para tu topi de piel? ¡Te lo contamos!

Tengo que reconocer que limpiar la cara y desmaquillarme es una de las cosas que más me cuesta. He conseguido tener el hábito de quitarme todo cuando llego a casa, pero los días que no me maquillo o que trabajo desde casa, me da mucha pereza.

Limpiadores faciales para cada tipo de piel

Sin embargo, aunque no nos maquillemos, debemos limpiar la piel todos los días. La polución, bacterias, la grasilla natural de la piel y por supuesto las células muertas hay que eliminarlas a diario. De lo contario, es cuando empiezan a aparecer los granitos y los problemas. Incluso pueden generar daños en la piel que pueden provocar desde acné, rojeces, hasta envejecimiento prematuro de la piel.

Como veis, un gesto que en realidad no cuesta nada y que sin embargo nos puede pasar factura si no lo hacemos. Si al limpiarte la cara sientes picores, te salen rojeces o sientes tirantez o incomodidad, puede que no estés usando un limpiador adecuado para tu piel.

Por eso hoy te traemos los limpiadores adecuados para cada tipo de piel.

Top limpiadores faciales para cada tipo de piel

Limpiadores faciales para piel sensible

La piel sensible suele ser propensa a presentar rojeces o irritación si tiene una barrera protectora débil por utilizar limpiadores demasiado agresivos. Por eso, debemos elegir productos específicamente formulados para pieles sensibles. Esto significa que debemos huir de jabones, exfoliantes o limpiadores con alta concentración de sulfatos. En su lugar, elige fórmulas suaves y cremosas con ingredientes hidratantes, calmantes y anti inflamatorios.

El consejo: Si tu piel es muy sensible, limpia la piel en profundidad sólo por la noche. Por las mañanas, un poco de agua tibia será suficiente.

Limpiadores faciales para piel seca

Como propietaria de una piel seca muy petarda, es verdad que cuando no utilizas el limpiador adecuado es cuando empiezan los problemas. Algunos limpiadores pueden resecar la piel, dejarla tirante, con picores y rojeces. Es por eso, que debemos elegir productos muy hidratantes con texturas en crema o gel. Hay que buscar productos con ingredientes altamente hidratantes como el ácido hialurónico, glicerina o aceites esenciales hidratantes. En este caso, debemos evitar también los sulfatos, ya que aunque pueden resultar agradables al aplicarlos, en realidad están deshidratando la piel.

El consejo: Al igual que las pieles sensibles, las pieles secas sólo necesitan una limpieza en profundidad por la noche. Por la mañana, un poco de agua o un algodón empapado en agua micelar, son suficientes para mantenerla a raya.

Limpiadores faciales para piel grasa o con tendencia al acné

Limpiar la piel es un paso básico, pero en el caso de las pieles grasas es totalmente obligatorio. Debemos limpiar nuestra piel para eliminar el exceso de grasa y el sebo que contribuyen a obstruir los poros y eliminar las células muertas que provocan granitos. Pero cuidado, tampoco debemos pasarnos. Hay estudios que demuestran que limpiar la piel más de 3 veces al día puede empeorar el acné y provocar irritaciones de la piel. Con limpiarla de mañana y de noche es suficiente si lo hacemos con un limpiador adecuado que tenga ingredientes que limpien los poros en profundidad como el carbón, arcillas o ácidos exfoliantes AHA y BHAs.

El consejo: Mantener la piel limpia es indispensable para evitar los granitos. Para ello, evita tocarte la cara durante el día y por la noche, extrema la higiene cambiando la funda de la almohada para evitar bacterias y suciedad que pueda provocar brotes de granitos.

Limpiadores faciales para piel normal o mixta

¿Y que pasa si nuestra piel no es de extremos? No importa, la limpieza es un paso básico sea cual sea tu tipo de piel. Tú misma verás si necesitas limpiarla una o dos veces al día, según como sean tus zonas grasas o sensibles. En principio, limpiar en profundidad de noche y pasar un algodón con agua micelar por las mañanas puede ser suficiente.

El consejo: Puedes permitirte utilizar productos más exfoliantes pero si notas que tu piel se resiente, cambia enseguida a otros productos más suaves con tu piel.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

También te puede interesar